10 trucos que usan los fotógrafos de comidas para que se vea deliciosa en la publicidad

La fotografía de comida que vemos en un afiche, cartel o cualquier cosa donde se nos intenta vender un alimento mediante una imagen, difícilmente sea tal cual a lo que vayamos a ver en la realidad. Como toda fotografía publicitaria, se suele mentir aunque sea un poco para llegar al objetivo, que es convencerte a que compres o consumas el producto.


La fotografía gastronómica es todo un arte, hay técnicas y tips ingeniosos que los fotógrafos de comidas han desarrollado a lo largo del tiempo para conseguir mejores y apetitosas fotografías y aquí revelaremos 10 de ellos:



1 - En los pasteles, entre las capas de bizcochuelo/bizcocho se le coloca cartón.

Esta técnica se utiliza para que la torta tenga un mayor volumen y que el relleno entre las capas tenga una forma ancha, pareja y más visible.




2 - La espuma de la cerveza es jabón liquido.

Para generar una espuma más duradera y de mayor volumen, a las bebidas como la cerveza o café se le coloca jabón liquido, nadie lo notará.




3 - El helado es Puré.

El calor del ambiente debido a las luces del estudio hacen que el helado se derrita demasiado rápido y pierda su forma. Se necesita tiempo para lograr una buena fotografía, entonces lo que se suele hacer es sustituir al verdadero helado por puré con colorante. Este mantendrá su forma y textura por un tiempo prolongado.




4 - Los cubos de hielo son de plástico.

Por el mismo motivo del helado, los cubos de hielo se derriten y pierden su forma, por lo que se sustituyen por cubos de plástico.



5 - La leche es cascola/pegamento.

En la clásica foto que vemos de los cereales con la leche, en realidad la leche es cascola. El objetivo es que al colocarse los cereales encima, estos no se hundan en la "leche" y sean visibles de buena manera como se suele ver en las fotos de este tipo. La cascola al ser espeso mantiene a los cereales sin hundirse demasiado y los cereales no se ablandan (como lo harían en el contacto con la leche) por lo que mantienen su aspecto inicial mientras se toma el tiempo de fotografiar.




6 - Las carnes no se cocinan, se pintan.

En la fotografías donde algún tipo de carne es el modelo a fotografiar, no suelen ser cocinadas. Solo unos pocos segundos para tostar un poco el exterior y luego generalmente se pinta para darle el color de la cocción que queremos, Si es necesario también se les dibuja las marcas de parrilla. Esto se hace para que el alimento no se achique al cocinarse y conserve su tamaño y forma.




7 - El vapor no proviene de la comida.

Probablemente a la hora de fotografiar los alimentos, estos estén incluso fríos. Existen algunos trucos para agregarle el vapor que sale de la comida y que quede bien. Puede ser en post producción en algún programa de edición como puede ser el photoshop o se lo agrega directamente a la fotografía inicial con humo que provenga de otra fuente, por ejemplo, se enciende un palo de incienso y se coloca detrás.




8 - Crema de afeitar para sustituir la crema o el chantilly.

La crema de afeitar mantiene muy bien su forma y luce excelente en las fotografias de postres.




9 - A las bebidas con gas se les pone un efervescente.

Las burbujas de dióxido de carbono en los refrescos desaparecen bastante rápido. Pero se pueden volver a crear si le agregas a la bebida una pastilla antiácida.







10 - La miel es aceite para autos.

En las fotos donde la miel es protagonista, como en los de hotcakes, se utiliza aceite de motor, ya que la miel que se come con este alimento no es suficientemente oscura para que se luzca en las fotografías.



Si bien luego, como toda foto, tiene un proceso de post producción con retoques en algunos detalles, que ingenio de los fotógrafos, ¿verdad?