5 consejos para fotografiar arquitectura de interiores.


En cada terreno que abarca la fotografía existen ciertos tips y técnicas que ayudan al fotógrafo a tener mejores resultados. Antes escribí sobre los trucos que usan los fotógrafos gastronómicos para hacer que el plato se vea delicioso (lo podes ver haciendo click ACÁ), así que esta vez decidí hacer algo similar con este tipo de fotografía.


5 consejos para fotografiar la arquitectura de interiores:


Utiliza trípode:

Trípode para estabilizar la cámara y por si necesitas tomar fotos con exposiciones largas.


Utiliza mayormente un lente gran angular.

El Lente gran angular es muy útil para captar todo el entorno. También pueden ser útiles lentes con otras dimensiones para captar detalles y hacer otro tipo de fotografías complementarias, pero el gran angular o angular es casi que indispensable para estos casos.


¡Cuidado! - Los lentes con características de gran angular, pueden llegar a distorsionar la imagen, haciendo más grande lo que está mar cerca de la cámara o deformando las líneas. Otro "defecto" del gran angular es que en la foto da la impresión de que el espacio es más grande, lo que aveces no es bueno mostrar algo que realmente no es como lo vemos en persona.


Estudia el lugar.

Mira bien los detalles que puedas resaltar, que cosas son importantes mostrar y como. Analiza el movimiento del sol, ya que será importante para tu iluminación, y por donde se oculta, ¿se podrá aprovechar la luz del atardecer?


Evita la luz artificial.

Siempre es mejor la luz natural. Si la fuente de luz es escasa, trata de conseguir la foto aumentando el tiempo de exposición de la cámara (evitar el aumento del ISO ya que le agregaría el famoso "ruido" a las fotos). En caso de en una mismo encuadre exista un espacio que tenga mucha luz y otro espacio con poca, saca dos fotos. Una foto para cada exposición de luz sin mover la cámara del trípode, luego en post-producción las puedes juntar ambas en Photoshop con la herramienta de máscara de capas. En la red hay muchos tutoriales que explican a la perfección esta técnica.


Post-producción:

Hay que estar en todos los detalles. Corrige la luz y sombra si te quedaron algo mal, el encuadre, quita alguna mancha o desperfecto que haya en la pared, entre otros defectos que puedan aparecer y no te hayas percatado en el momento de tomar las fotos.