Problemas de registro en la impresión: una enfermedad del diseño.

Actualizado: 2 de sep de 2019


Muchas son las veces donde nos encontramos con un folleto que vemos que padecen los típicos y desagradables "problemas de impresión" como los que vemos en la imagen de arriba. Esto no solo genera desprolijidad si no que también dan un aspecto poco profesional (a no ser que sea a propósito, claro)


Nosotros, los diseñadores gráficos, podemos solucionar y prevenir, o por lo menos, reducir los riesgos de esos problemas a la hora de enviarlo a la imprenta para imprimir. A continuación te cuento que herramientas podes usar.


Antes que nada, hay que tener en claro como funciona el sistema de impresión. Vamos a enfocarnos en el sistema offset, que es muy usada y es donde generalmente se imprime en papel en grandes cantidades.


Supongamos que enviamos el archivo a la imprenta en CMYK. Esto quiere decir que es un archivo de cuatro tintas (C=Cyan, M=Magenta, Y=Amarillo y K=Negro) y que a partir de esas cuatro se generan el resto de los tonos y colores que lleve la imagen. Abajo se ve en la imagen a la izquierda el resultado final, y a la derecha separado por colores.

Ahora bien, en la imprenta cada uno de esos cuatro colores va a significar una "plancha" que va a llevar la tinta de cada color por separado. Entonces, dicho de grueso modo, primero pintan el papel con el color cyan, luego arriba del cyan colocan el magenta, después el amarillo y arriba de esos tres el negro para que de el resultado final. A continuación les dejo una imagen separada por colores y como cada color se va complementando al resto para llegar al resultado final:

Ahora que vimos como se generan las impresiones, vamos a entender porqué hay errores de impresión: Cuando una plancha se pone encima de otra tinta, casi nunca encaja exactamente donde debería para que quede perfecto, siempre hay un margen de unos milímetros que se corre y ahí es cuando se produce el error:




HERRAMIENTAS:


Sobreimprimir: Esta herramienta nos da la posibilidad de "pegar" elementos encima del fondo. Sin activar esta herramienta, lo que se genera en el archivo es el espacio en blanco de lo que iría en ese lugar, se cala, como vemos en la imagen:



Es ideal para aplicar en los textos y elementos en negro o colores plenos muy oscuros. De esta manera nos aseguramos de que no haya errores de registros y nos quede un espacio en blanco si se genera el movimiento al colocar la plancha.


La herramienta sobreimprimir se encuentra en Ai (Illustrator) yendo a

Ventana -> tributos.


Trapping: Aplicar trapping es "ensanchar" ciertos elementos para asegurarnos que no nos quede el detestable margen blanco o los colores corridos. Se hace cuando no se puede sobreimprimir todo el elemento ya que la superposición de colores genera un cambio grande al combinar el color de los elementos. Se recomienda ensanchar del objeto más claro al mas oscuro.


Entonces, lo que hay que hacer es un trazo o filete al objeto de unos milímetros y luego sobreimprimir el trazo. (similar a lo que vimos de sobreimprimir). Puede pasar que se note un poco que el color de fondo está mezclado con el objeto, pero aún así queda mucho mas prolijo y decente, a que se vea el margen blanco de la hoja.


Acá vemos con un ejemplo claro:


Error de registro sin trapping | Solución con trapping

Lineas de corte y sangrado: Sangrado significa extender el borde del diseño un poco más del tamaño que lo necesitamos (5mm de cada lado) y colocar en el archivo unas "linea de corte" justo donde queremos que pasen la guillotina. De esta manera nos aseguramos que el diseño llegue bien al borde de la hoja. Al caer la guillotina también hay un margen de error y puede producirse el margen blanco en los costados del diseño.



Marcas o cruces de registro: Se trata de marcar en el archivo, por fuera del diseño, para tener un control más a la hora de la impresión.


Ahora con estas simples herramientas y fáciles de usar, vas a poder hacer diseños y archivos más seguros.